Estructura de la UNIMA

El congreso

“Instancia suprema” de la UNIMA, se compone de los consejeros de todos los países, elegidos democráticamente antes de cada congreso, de los representantes acreditados, de los consejeros suplementarios elegidos durante el congreso y de los miembros presentes de la UNIMA. Solo los consejeros tienen derecho a voto. Se reúne una vez cada 4 años. El congreso vota el programa que llevará a cabo durante los 4 años siguientes, así como las metas y objetivos de la UNIMA.

El consejo

Se compone de los consejeros de todos los países, elegidos democráticamente antes de cada congreso, de los Representantes acreditados y de los consejeros suplementarios elegidos durante el congreso. Solo los consejeros tienen derecho a voto. La reunión de un consejo se celebra por lo menos una vez entre dos congresos. Esta reunión se celebra, en principio, dos años después de la celebración del último congreso.

El Comité ejecutivo, el Presidente, el Secretario general y el Tesorero

El Comité ejecutivo dirige la actividad de la UNIMA entre los congresos. Tiene como tarea llevar a cabo el programa de actividad definido por el congreso y aprobar el presupuesto anual de la UNIMA.

Responsable de velar por el cumplimiento de los estatutos y del reglamento, el Presidente de la UNIMA representa la UNIMA en todas las relaciones internacionales e institucionales y preside el Comité ejecutivo y el consejo.

El Secretario General coordina las actividades de la UNIMA, informa a los centros nacionales de estas actividades y organiza el trabajo del Comité ejecutivo, es responsable del equipo de la Secretaría general, del mantenimiento de sus archivos y de la eficacia de la Secretaría general. El Secretario general es responsable, junto con el Tesorero, de las finanzas de la UNIMA.

El Tesorero somete un presupuesto anual para su aprobación al Comité ejecutivo, supervisa las finanzas y cuentas y dirige la búsqueda de financiación para la UNIMA.

Los centros nacionales y los representantes

La UNIMA tiene, en 2017, 76 centros nacionales y 24 representantes nacionales.

Un centro de la UNIMA puede estar formado de 2 maneras:

  • Por un mínimo de 10 miembros (individuales o colectivos de un país);
  • Por una organización nacional de la marioneta ya existente

Para un país donde no existe centro nacional, el Secretario general, con la aprobación del Comité ejecutivo, puede nombrar  a una persona de ese país  para ser Representante de la UNIMA.

El papel de este representante es el de desarrollar la relación entre los titiriteros de su país con el fin de crear un Centro nacional y de mantener una relación permanente con el Secretario general.

Solo puede existir un centro en cada país. Este centro puede estar compuesto por secciones regionales. La solicitud de creación de un centro nacional debe dirigirse, para su aprobación, al Comité ejecutivo.

Cada centro nacional desarrolla su trabajo sobre la base de sus propios estatutos. Debe estar en relación con el Presidente y el Secretario general de la UNIMA y debe velar por la ejecución de las decisiones tomadas por los órganos internacionales de la UNIMA.